Lluvia roja – Cees Nooteboom

Durante casi 50 años, para Cees Nooteboom su casa de Menorca ha sido su lugar de retiro veraniego, el lugar elegido por el nómada para descansar y escribir con tranquilidad. En Lluvia roja publicado originalmente en 2007 y reeditado por Siruela, nos cuenta un compendio de historias de su vida en “mi isla española” como él dice, recuerdos y reflexiones sobre sus viajes iniciales y sobre su vida.

Cuando Nooteboom llegó a la isla de Menorca allá por los años 50 era como llegar a uno de los lugares más inhóspitos del Mediterráneo. El turismo no había llegado todavía para cambiar para siempre las islas, así que lo que encontró fue la autenticidad pura. Desde el jardín de su casa payesa de Sant Lluís, Nooteboom nos va contando su vida cotidiana en la isla, su relación con sus vecinos Nuria, Pere o Eumeo que hablan una “lengua dura, que rebota, capaces de hablar contra el viento”, las dificultades para abatecerse de agua con Bernardo y su mula o para conseguir que le instalen un teléfono.

No había leido todavía nada de Nooteboom, pero ya desde el primer capítulo con la historia de Murcielago, su gata o de Gallina, una gallina negra que apareció por su jardín y ponía huevos detrás de unas piedras me ha ganado para siempre. Será porque yo también tengo afición a poner nombres peculiares a los animales.

Viajes del holandés errante

El libro también recoge los recuerdos y reflexiones del autor sobre algunos de sus incontables viajes, sobre todo de los viajes iniciales que realizó siendo muy jóven. Siguiendo un viejo diario que escribió a los 19 años recordamos sus primeros viajes por Europa. En ese diario aparece mucha gente que se ha borrado totalmente de su memoria. Un viaje a Surinam a finales de los cincuenta o su viaje a la Guyana francesa enrolado como marinero y periodista en el Gran río un buque de la compañía de navegación de Surinam.

También un largo e interesante viaje por las islas de Pacífico, pasando por Tahití, Tonga donde asistió a una misa oficiada por el mismísimo Taufa’ahau Tupou VI, rey de Tonga o Samoa donde visitó como no podía ser de otra forma la tumba de R.L. Stevensson. Me parece que como Durrell, Nooteboom es un islófilo.

En Menorca Nooteboom es feliz, entre las enormes chumberas de su jardín, los perros de los vecinos ladrando al cartero, bebiendo de vez en cuando la típica pomada y cuando toca, disfrutando de los caixers a caballo.

Y la verdad es que yo también estaría feliz en su jardín menorquín contemplando las estrellas en una noche de verano con un gato en el regazo y el canto de los grillos de fondo.

Lluvia roja - Cees NooteboomLluvia roja – Cees Nooteboom
Editorial: Siruela
Año 2022- 320 páginas
ISBN-10 ‏ : ‎ 8419207985
ISBN-13 ‏ : ‎ 978-8419207982

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.