Tras las huellas de Heródoto – Antonio Penadés

Hace mucho tiempo que me fascina la figura de Heródoto de Halicarnaso, así que cuando me surgió la oportunidad de leer «Tras las huellas de Heródoto. Crónicas de un viaje histórico por Asia Menor» de Antonio Penadés, me faltó tiempo para lanzarme a devorar sus páginas. Y es que este libro combina a la perfección…

Seguir leyendo

Viajes de entreguerras – John Dos Passos

John Dos Passos fue sin duda un gran escritor, uno de los tres tenores de la generación perdida junto a Francis Scott Fitzerald y Ernest Hemingway, pero además fue un gran viajero. Las circunstancias de la vida le llevaron a viajar por todo el mundo, en ocasiones por cuestiones laborales, otras veces persiguiendo su espíritu…

Seguir leyendo

Desde el Monte Santo (1997) – William Dalrymple

William Darlymple narra en este libro el viaje que emprendió desde el Monte Athos en Grecia hasta el oasis de Kharga en Egipto pasando por Turquía, Siria, Líbano e Israel rememorando el viaje que en el año 587 realizó el monje bizantino Juan Mosco junto a Sofronio su discípulo. Mosco narró su viaje en Leimon…

Seguir leyendo

Corazón de Ulises (1999) – Javier Reverte

Cuando leí “Corazón de Ulises” acababa de terminar alguno de los libros africanos de Javier (no recuerdo cual exactamente) y no conocía mucho sobre el autor más que sus periplos por África. Así que, cuando un día curioseando por la librería me encontré este libro y leí la contraportada, ya no había otra opción que…

Seguir leyendo

Las columnas de Hércules (1995) – Paul Theroux

Las Columnas de Hércules son míticas, se situaban a ambos lados del estrecho de Gibraltar y marcaban el límite del mundo conocido por los griegos. Un día llegó Coleo de Samos allá por el siglo VII antes de Cristo y las traspasó «plus ultra» como se puede leer en el escudo de España. Las columnas…

Seguir leyendo

Guía para viajeros inocentes – Mark Twain (1869)

Hace unos años buscando en mi sección favorita de la librería, vi un libro que me llamó la atención ya desde el inicio por su impecable edición. En aquella época no conocía la editorial Ediciones del Viento, y aquel libro de cubiertas amarillas, gran foto en la portada y título evocador se tenía que venir…

Seguir leyendo