Novedad: Sepulcros etruscos de Nicanor Gómez Villegas

Los cementerios siempre tienen un gran atractivo para los viajeros. Es el caso de Nicanor Gómez Villegas, autor de Sepulcros etruscos: Un viaje por la Toscana que toma como punto de partida los increíbles y coloridos sepulcros de los etruscos para recorrer cementerios y tumbas donde yacen personajes de la talla de Nietzsche, Yeats o Lord Byron.

Editado por La línea del horizonte, supone una buena ocasión para recorrer la última morada de estos grandes personajes. Una novedad que tiene realmente buena pinta. Os dejo algo más de información:

Sepulcros etruscos - Nicanor Gomez Villegas

Los romanos reservaban la incineración a sus muertos, no la inhumación; tal vez por eso imaginaban una tristeza sombría en el Averno, sin color, energía ni amor. Los etruscos, en cambio, hacían de la muerte algo delicioso y hasta deseable. Sus cámaras sepulcrales, de colores vivos y adornadas con escenas alegres; proporcionaban, en palabras de D. H. Lawrence, «una rara e intensa placidez». En estas páginas, Nicanor Gómez Villegas adopta este concepto de sepulcros para deleitarnos con breves digresiones narrativas que dan cuenta de sus visitas a cementerios, criptas y otro tipo de tumbas con el pretexto de reflexionar sobre la muerte, el amor, los sueños, el arte, el paisaje, la guerra y siempre la historia y la literatura.

En Sepulcros etruscos. Un viaje por la Toscana, su autor nos conduce a los lugares donde se originaron ciudades y cayeron dinastías, nos relata las historias que esconden lápidas y tumbas, y nos hace detener ante ellas para interrogarnos sobre la vida de los hombres que allí yacen —Friedrich Nietzsche, Lord Byron, Percy B. Shelley, William Butler Yeats, entre otros—. Así, estos sepulcros, última morada de otras vidas, nos llevan indefectiblemente a meditar sobre nuestra propia existencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.