Primeros pasos en el este de África – Sir Richard Burton

A Sir Richard Burton le apodaban el diablo, y la verdad es que era un tipo de armas tomar. Su determinación por conseguir sus objetivos era total, así que cuando se proponía algo, no cejaba en su empeño hasta conseguirlo. Fue de los primeros europeos que entró en La Meca, también como se narra en “Primeros pasos en el este de África: Expedición a la ciudad prohibida de Harar”, el primero en entrar en la ciudad santa de Harar, en la actual Etiopía.

Años después, estuvo en Harar el gran poeta francés Arthur Rimbaud, sus cartas las pude leer en “Cartas desde África”, una pena que muriera poco tiempo después de regresar a Europa, pero el que abrió camino como en tantas otras ocasiones fue Burton.

La expedición se inició en el año 1854, partiendo de Adén en Yemén, Burton armó un variopinto cuerpo expedicionario con el objetivo de explorar el este de África, hasta entonces casi inexplorado ya que las tribus somalíes siempre se han caracterizado por su beligerancia. Entrando en Somalia tuvo que esperar unos meses hasta que por fin pudo emprender la ruta que le llevaría hasta Harar, considerada como la cuarta ciudad más santa del islam y donde tenían prohibida la entrada los infieles.

El viaje a Harar duró unos cuatro meses, donde fueron atravesando el territorio de diferentes tribus somalíes que Burton describe muy bien en el libro. Una vez en Harar llegó a conocer al Emir al que visitó en varias ocasiones durante los diez días que pasó en la ciudad. Finalmente el 13 de enero de 1855 la expedición abandonó la ciudad rumbo a Berbera en la costa del Golfo de Adén.

De armas tomar

Cuando decía que Burton era un tipo de armas tomar, lo decía literalmente y es que en más de una ocasión se vio envuelto en combates. Al final del libro nos narra el ataque que sufrieron mientras descansaban en Berbera de 300 guerreros somalíes. En aquel ataque perdió la vida el teniente Stoyan, y casi pierden la suya el teniente Speke y al propio Burton. Cuentan que la famosa cicatríz que le cruzaba la cara se la hicieron en ese combate, aunque en el libro nunca lo confirma.

Viendo la mirada que tiene Burton en sus fotografías, puedes entender porqué lo llamaban el diablo.



Primeros
“Primeros pasos en el este de África. – Sir Richard F. Burton
Laertes
Año 2009 – 305 páginas
ISBN: 9788475846538

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *